Qué es la rotura de stock y cómo evitarla

Cada una de las partes que componen la cadena de suministro tiene un rol importante en el éxito final de una empresa de logística. Desde el departamento de compras y almacén, hasta el servicio de atención al cliente, todos los eslabones son necesarios y deben funcionar correctamente para que el servicio ofrecido no presente ningún defecto.

Sin embargo, en ocasiones se presentan inconvenientes por falta de control o por imprevistos, que afectan no solo a la economía logística, sino también a la imagen de la empresa. Uno de estos problemas es la rotura de stock, algo más habitual de lo que se cree, y con consecuencias negativas para todo el negocio. Por eso desde RMTLogistics creemos que es esencial comprender este concepto además de las claves para evitarlo.

¿Qué es la rotura de stock?

Se llama rotura de stock al evento que tiene lugar cuando una empresa logística no puede responder a la demanda de un cliente por falta de stock del producto solicitado. Suele suceder cuando se hace una venta específica y, al momento de solicitar el producto al almacén, no hay la cantidad que se requiere o no se encuentra en las condiciones esperadas. Cuando hay rotura de stock, no se puede efectuar la venta como corresponde y, por tanto, se corre el enorme riesgo de perder un posible cliente a la vez que se afecta a todo el negocio en general.

Entre las principales causas de este evento se encuentran la mala gestión del inventario, la desorganización en el almacén, las demoras en el transporte y los diferentes fallos de personal. Además, una demora en la recepción de nueva mercancía puede llegar a tener un gran impacto.

Entre las principales consecuencias que tiene la rotura de stock se encuentran el aumento en los costos de la logística y la pérdida de una o más ventas. A esto se añade la posibilidad de ofrecer una imagen de empresa negativa al no cumplir con lo previsto.

Cómo evitar la rotura de stock

La organización en el almacén y la existencia de un inventario constantemente actualizado son dos de los factores clave en la labor de evitar una rotura de stock. En el primer caso, la organización, permite saber exactamente dónde se encuentra la mercancía, lo que evita fallos por no encontrar cierto producto en un momento determinado, y facilita la labor de preparar un pedido. Respecto al inventario, es clave que esté siempre actualizado, ya que afecta de forma directa al proceso de venta. Contar con softwares que faciliten esta tarea es clave.

Otra cuestión fundamental para evitar la rotura de stock es que haya una buena comunicación y coordinación permanente entre las diferentes áreas logísticas y los equipo de trabajo. Esto permite evitar malentendidos y favorece la existencia de un flujo de trabajo efectivo. A esto, se suma la buena relación con los proveedores para garantizar las existencias en el almacén en todo momento.

Invertir en mejoras en la cadena de suministro es clave para evitar las roturas de stock y, en consecuencia, crear una imagen positiva de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.